FANDOM


Un hijo de Enómao, rey de Pisa, que se enamoró perdidamente de la ninfa Dafne. Pero como sabía que ésta amaba la libertad de los bosques y rechazaba cualquier pretensión de matrimonio, se dejó crecer la melena (con la excusa de que iba a sacrificarla al dios Alfeo) y se vistió de mujer. De esta guisa se presentó ante su amada y le propuso acompañarla en la caza, a lo que la joven asintió, pues Leucipo se preocupó de serle agradable. Con el tiempo y las aventuras cinegéticas ambos se convirtieron en amigos inseparables. Pero Apolo, que también amaba a la ninfa, sintió celos de la felicidad de Leucipo, y reforzó los rayos solares para que al grupo de cazadoras le apeteciera darse un baño en el río Ladón. Obligado a desnudarse, la estratagema de Leucipo fue descubierta, y fue muerto a flechazos o puñaladas por parte de las compañeras de Dafne. Un gran cazador hijo de Jantio y descendiente por tanto de Belerofonte. Por una afrenta que hizo a la diosa Afrodita, ésta hizo que se enamorara de su propia hermana. Al principio intentó contenerse, pero fue preso de una pasión tal que juró a su madre que se traspasaría con su espada si no le ayudaba a satisfacer sus deseos. Afrodita le ayudó a consumar el incesto haciendo que su hermana también se enamorara de él, y vivieron felices en su amor recíproco hasta que el prometido de su hermana, sospechando de su infidelidad, acudió a su suegro para pedirle ayuda y sorprender a los dos amantes in fraganti. Éste entró en la alcoba de su hija y la hirió mortalmente, al haberla confundido con su amante. En medio del alboroto, Leucipo, que estaba escondido, mató en la oscuridad al desconocido atacante y, al descubrir que el muerto era su padre, se desterró a la isla de Creta y huyó después a Asia Menor, donde fundó la ciudad de Cretineo, cerca de Mileto. Leucófrie, hija del rey Mandrólito, se enamoró de él mientras asediaba la ciudad de su padre, y por amor traicionó a su pueblo y le ayudó a conquistar su ciudad. Un hijo de Lampro y Galatea. Harto de no tener hijos varones, Lampro amenazó a su mujer con abandonar a su próximo hijo en el monte si nacía mujer. Al dar a luz otra niña, Galatea suplicó a Leto que le cambiara el sexo al bebé, pues como madre podía comprender cómo se sentía. La diosa se compadeció y transformó a la recién nacida en varón, que pasó a llamarse Leucipo. Un príncipe de Mesenia, hijo de Perieres y Gorgófone, y padre de Arsínoe, Hilaíra y Febe. Participó en la caza del Jabalí de Calidón y dio su nombre a la ciudad de Leuctra (Beocia). Leucipo era el nombre de tres hijos de Heracles, tenidos con Angeo (la hija de Aleo), Marsia (hija de Testio) y Euritele (hija de Tespio) respectivamente. El octavo rey de Sición, hijo y sucesor de Turímaco. No tuvo hijos varones por lo que educó como suyo a su nieto Perato, que había nacido de los amores de su hija con el dios Poseidón. El padre de Placia, la esposa Laomedonte, rey de Troya . Un rey de la isla de Día o de Naxos, hijo de Naxo y padre de Esmerdio. Un líder de Lesbos que fue enviado por el rey Macareo a fundar una colonia en Rodas con sus seguidores. Leucipo también era el sobrenombre de Testio, el primero que envió a sus hijos a la caza del Jabalí de Calidón.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.